Misterios Urbanos: EL HOMBRE QUE NO PUDO SER AHORCADO.

14 Feb

El 15 de noviembre de 1884, el cuerpo de Emma Keyse fue encontrado muerto. El cuerpo estaba parcialmente quemado, tenía una herida en la garganta, y tres heridas en la cabeza. Las investigaciones policiales se hicieron y el primer sospechoso fue John Lee, esto debido a sus antecedentes delictivos y porque en el momento del asesinato era el único hombre que se encontraba en la casa y además, por tener una herida en el brazo. Estos elementos fueron suficientes para hallarlo culpable por asesinato.
El 23 de febrero de 1885, John Lee fue sentenciado a la horca en la prisión de Exeter. Pese a que el verdugo del penal revisó la trampa del cadalso antes de la ejecución, en el momento de que John Lee iba a ser ejecutado, el mecanismo falló. Lo intentaron de nuevo, colocaron a John Lee en la trampa, y nuevamente el mecanismo volvió a fallar…

Ver la entrada original 175 palabras más

La diversidad de pensamiento es como los colores

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: